Chile investiga posible injerencia en protestas desde Europa

Desde que estalló la crisis social en Chile, el 18 de octubre pasado, se ha detectado "un tráfico desmedido de internet" desde "un país de Europa oriental", lo que podría ser una injerencia internacional que influye en las protestas, denunció este martes el canciller Teodoro Ribero.

"Se está investigando por parte de los organismos internacionales chilenos si hay o no injerencia internacional directa", dijo el canciller a periodistas, tras asistir a la sede del Congreso en el puerto de Valparaíso.

"Lo que sí sabemos es que hubo en los días posteriores al 18 de octubre una cuota importante de uso de internet proveniente de un país de Europa oriental hacia Chile", explicó el ministro sin dar más precisiones.

"Hay un tráfico desmedido de internet, hay creación de perfiles falsos en otros", agregó.

Los dichos de Ribera se producen luego que a fines de octubre un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos informó a la prensa que tenían "indicios de actividades rusas para dar un curso negativo al debate en Chile" y así "exacerbar la división y fomentar el conflicto".

El canciller chileno no especificó qué país sería aunque aseguró que éste tipo de hechos no eran una "novedad" y que actualmente existen "riesgos internacionales para los países y para las democracias". En ese sentido, alertó sobre la necesidad de colaboración internacional con información "para lograr precaver esas circunstancias".

Ribera dio estas declaraciones tras acudir a una comisión de la Cámara de Diputados que investiga la acusación constitucional presentada por legisladores de oposición en contra del presidente Sebastián Piñera, por su presunta responsabilidad en supuestas violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado en medio de la crisis.

Las protestas en Chile dejan hasta ahora 23 muertos.

Te puede interesar