Migrantes han tenido trato humanitario asegura Ministro Pino

Panamá, 01 de agosto de 2020.

El ministro de Seguridad Pública (Minseg), Juan Manuel Pino Forero, presidió una reunión de alto nivel entre el Servicio Nacional de Migración, el Servicio Nacional de Fronteras, la Gobernación del Darién, la Defensoría del Pueblo y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en la que también participó una representación de los migrantes.

La reunión se realizó este sábado como parte de una gira de trabajo en la provincia de Darién en la que también se inspeccionó el avance de la Estación de Recepción Migratoria, ubicada en el sector de San Vicente.

En este encuentro, los migrantes solicitaron que se les permita seguir su recorrido hacia su destino final que es los Estados Unidos, pero se les explicó que Panamá, al igual que otros países del mundo, mantiene restricción de movilidad debido a la pandemia del Covid -19.

El ministro Pino Forero explicó que los migrantes han sido tratados en todos los aspectos humanitarios que requieren, en una situación de pandemia por el coronavirus, que no se sabe cuándo terminará.

"Panamá es un país humanitario, somos un crisol de razas. Se les ha explicado que aquellos que quieran regresar a su país pueden hacerlo de manera voluntaria, podemos coordinar con Haití y se hace a través de un vuelo humanitario. Nosotros les hemos dado el trato como seres humanos y hemos mejorado las condiciones en que se encuentran", apuntó el Ministro.

Se acordó celebrar una nueva reunión y se les comunicó que cualquier solicitud que quieran hacer debe tramitarse con la debida coordinación.

Las autoridades panameñas podrán canalizarlas a través del Servicio Nacional de Migración que dirige Samira Gozaine, quien junto a Oriel Ortega, Director de Senafront y Álvaro Bristán, gobernador de Darién, estuvieron presentes en la reunión.

Mientras tanto, los migrantes continuarán recibiendo alimentación, atención de salud y tendrán alojamiento completamente gratis, por lo que deberán comportarse correctamente y con respecto a las normas y leyes de la República de Panamá.

Junto con el director del Servicio Nacional de Fronteras, Oriel Ortega, y un equipo de trabajo, el Ministro Pino Forero inspeccionó los trabajos de esta nueva estación migratoria, los cuales se encuentran en su primera fase.

La nueva infraestructura contará con 48 casas modulares, equipadas con sistemas de iluminación solar, para el cuidado del medio ambiente, además contarán con separaciones internas, garantizando así la privacidad de los ocupantes.

Tendrá, además, señalización y un servicio de información en varios idiomas, sistema de distribución de agua apta para el consumo humano, baños y letrinas, mecanismos para disposición de desechos y su recolección.

En cuanto a protección y asistencia humanitaria, la nueva instalación migratoria permitirá una mejor atención de salud, suministro de medicamentos, atención a embarazadas, niños, niñas y grupos familiares.

Esta obra se está construyendo gracias a la coordinación entre entidades gubernamentales y apoyo internacional, con el trabajo del personal de la Dirección Nacional de Ingeniería e Infraestructura del Ministerio de Seguridad Pública.

"El Estado panameño es respetuoso de los derechos humanos, y el cumplimiento de las normas internacionales establecidas para los migrantes", apuntó el titular del Minseg.

En este recorrido de trabajo en Darién, el ministro Pino y el director del Senafront, Oriel Ortega, hicieron un alto en el puesto de control fronterizo, ubicado en el sector de Agua Fría, en donde se les ofrecieron detalles sobre el trabajo que se despliega y las estrategias que se aplican.

Las unidades destacadas en este puesto de control detallaron la información sobre los sistemas de vigilancia y la aplicación de tecnología, para cumplir con el trabajo de seguridad integral e interdicción contra el narcotráfico.

Te puede interesar