Esa fuga es absolutamente injustificable | Flor Mizrachi

BOCHORNOSO. La noticia más grave de ayer fue la fuga de Gilberto Ventura, el asesino de los cinco jóvenes chinos, del área de máxima seguridad de La Joya. Después de la masacre de diciembre, una fuga y de este nivel es injustificable. Además se fugó del sector que custodiaba la policía, así que Mirones (que no ha dado la cara aún) no le puede echar la culpa ni a los fiscales ni a los jueces. Más allá, ese sector queda lejos de la entrada, así que complicidad y corrupción, sin duda hubo. Ah no, pero insisten en pasarle todos los pabellones de todas las cárceles a la policía. La masacre y esto, ambos incidentes ocurrieron con custodia de la policía, pero no, no importa… pasémosle todo a la policía. Genios. Si esto no hace al presidente tomar medidas drásticas contra Mirones, Miranda o Carlos Romero, yo no sé qué voluntad está demostrando de cambiar las cosas y que la seguridad deje de ser un chiste. ¿O esto demuestra que están “alineados”, presidente? ¿Hasta cuándo van a separar solo a los de abajo? No se conforme con informes chimbos, ¿usted dijo que no lo provocaran, no? Es hora de salirse del librito. Si bien es cierto que ellos no podían predecir una fuga, sí podían y debían purgar y reforzar la seguridad, sobre todo después de la masacre y con un tipo que ya se había fugado. Y por más que lo vuelvan a encontrar, eso no borra en nada lo que ha ocurrido. Y lo ocurrido es impresentable.

CERO CONFIANZA. Además, nos enteramos del hecho por medios extraoficiales. La comunicación oficial llegó tarde para variar, y además seguimos sin estar seguros si fue el lunes en la noche como dijeron o el domingo como circula en redes. Que haya tanta gente dudando hasta la hora demuestra la poca confianza que genera el sistema. Pero sobre todo, esto demuestra la vulnerabilidad en la que vivimos producto de la corrupción y la infiltración del crimen organizado en los estamentos que deberían protegernos. Y mientras tanto, los diputados aprobando leyes que favorecen a los delincuentes. Vamos mal.

GUACHO. Lo otro absurdo es que hayan ofrecido 30 mil dólares de recompensa. O sea, los policías lo dejan fugarse y nosotros los ciudadanos tenemos que pagar la recompensa. Vida para que no se acabe. Y como si no fuera suficiente el guacho, dice Rogelio Cruz que eso no fue una fuga. Que a su cliente lo desaparecieron. ¿Cuáles son las pruebas para decir eso? Muy irresponsable, licenciado Cruz. Tan mal como la vez que usted, señor Cruz, le metió un reloj celular a la cárcel a escondidas, precisamente a Ventura. Somos lo que olvidamos…

DESCARO. Maribel Coco es más cínica de lo que yo pensaba. Ayer dijo que ella ha sido defensora toda la vida. Que no es de la élite, ni de la sociedad civil que se autodenomina defensores de los derechos humanos, sino del sector popular, a los que nadie defiende. Solo ella, claro. Menos mal la politiquería no está dentro de esa entidad, ¿no? Una defensora (fanática declarada de Fidel, por cierto) promoviendo la lucha de clases, ¿qué tal? También dijo que tienen esa defensoría llena de gente buscando ayuda. El tema no es cuántos van, si no a cuántos ayudan. ¿Y dónde están frente a la pobre recolección de basura, el problema del agua, el hacinamiento en las cárceles, las medicinas caras? ¿Dónde están defendiendo al ciudadano en estas cosas que lo afectan en su día a día? Y reiteró que no ha politizado la entidad sino hecho justicia con aumentos a gente con muchos años ahí. A esos y sobre todo a los nuevos, allegados, que contrató. Creen que uno es tonto.

METRO. Pasando a mejores noticias, ya fue adjudicada la línea 3 del Metro. Bien. Eso no solo va a ayudar a un montón de panameños sino que podría reactivar la economía, que es lo que necesitamos. Ojalá el túnel no nos deje “entunelados”. Hablando de túnel, ¿dónde están las tuneladoras Marta y Carolina, señor ex presidente Martinelli?

CORONAVIRUS. El gobierno habilitó el Sinaproc para aislar preventivamente a los alumnos que llegaron de China. Esto luego de la protesta del grupo insensible e inhumano de Pacora. Ya que están tan preocupados por no contagiarse, ¿por qué no les suspendan los carnavales y les revisen las casas a ver si no tienen criaderos de mosquitos, algo que sí es un problema aquí? Y el gobierno, qué poco carácter han demostrado cediendo ante las presiones de estos malos panameños. Qué poco carácter. Por eso le van los saluditos, a ellos y a todos aquellos que desinforman del coronavirus. Ojalá los aíslen, pero en la cárcel. Por irresponsables.

Te puede interesar