Glosas de Flor Mizrachi: Democracia es más que votar cada cinco años

DEMOCRACIA. Y ayer siguió la quejadera por la asignación de los residuos. Y sí, muchísimo de lo que dicen es cierto. Claro que el voto plancha favorece a los partidos grandes. Claro que da tristeza que en Bocas del Toro estén tratando de librarse de Benicio (que salió por medio cociente), y que el sistema se los clave igual. Claro que sí. Pobre gente. Y lo dicen abiertamente, que denuncian corrupción y nadie dice nada. Dan ganas de llorar. ¿Pero por qué todos los que hoy se quejan de esto del residuo no se preocuparon cuando hace unos años se discutieron las reformas y cuando la Corte revivió el voto plancha? ¿Era más cómodo quedarse viendo Netflix? Democracia es mucho más que votar cada cinco años…

CUIDADO. Por otro lado, hay que ser prudente y cuidadoso con lo que pedimos. No es tan fácil como pedir una persona un voto. Así, la Asamblea estaría dominada solo por los partidos grandes. El problema, más que el cociente, medio cociente y residuo, es el voto plancha. En el 2014, que no había plancha, pudimos saber mejor que ahora cuál era la aceptación de cada candidato. Y además de la plancha, está la discusión sobre el sistema de circuitos electorales. Claro que habría que cambiar de diputados por circuitos a diputados provinciales, o mejor aún, nacionales. ¿Pero ustedes ven a los diputados cambiando eso, siendo el sistema actual el que los favorece? Obviamente no. pero, como decía, no es tan sencillo como una persona un voto, sino más bien enfocarnos en la eliminación del voto plancha e insistir, insistir, insistir. Ya está más que demostrado que las luchas ciudadanas sí funcionan.

AUTOESTIMA. Volviendo a Benicio, ¿ustedes lo oyeron decir que a él lo eligieron por medio cociente duélale a quien le duela, y que Dios le ha dado a Bocas la sabiduría de escogerlo a él bien siete veces? Cuando yo sea grande quiero tener la autoestima así…

AMNESIA. ¿Y saben qué es lo más triste? Que cuando se vayan a discutir las reformas electorales otra vez, en enero del 2020, ya a la mayoría se les va a haber olvidado este episodio, como muchos otros, y seremos los tres gatos de siempre los que nos saldremos de nuestra zona de confort para luchar por esto. Y, para rematar, seremos señalados como los negativos, repetitivos y quejones. Esto es un ciclo y pasa siempre. Ojalá esta vez sea distinto.

DOCENCIA. Por otro lado está el Tribunal Electoral. Se entiende que no puedan ir a poner orden en cada mesa, porque las juntas de escrutinio son autónomas e independientes y a ellos les corresponde esperar, porque de lo contrario serían jueces y partes. Pero ante tanta confusión, tantas irregularidades, demoraron demasiado en salir a dar docencia. No tenían que hablar de ningún caso, simplemente dar docencia. Sobre todo porque la reglamentación dice una cosa y el boletín aclaratorio dice otra. Siendo los que interpretan la ley, no se podían dar el lujo de lavarse las manos así. Y menos viendo cómo se está desacreditando todo el proceso. Así que, aunque tarde, qué bueno que ya lo hicieron.

UNA POSICIÓN POLÍTICA. Del voto en plancha, que revivió la Corte, cabe recordar que sobre ese punto (porque ese fallo abordaba otros temas también) el único que acotó algo en contra fue Harry Díaz. Russo se abstuvo de votar y los demás, ni esta boca es mía. Otra decisión política de la Corte. Prohibido olvidar.

HAMBRE DE PODER. Por el otro lado están esos diputados peleándose el residuo y, a decir verdad, parecen hambrientos. Y peor que de hambre, de poder. Si no hubiera prebendas, inmunidad y planillas, ¿lucharían tanto?

PROHIBIDO OLVIDAR. Y sobre Katleen Levy, la huérfana del 8-10, si bien es cierto que ya salió a admitir su derrota, también hay que recordar que ni el Tribunal ni la fiscalía electoral investigaron su evidente clientelismo, cuando ofreció trabajo por cinco años a cambio del apoyo electoral. Y eso todavía debería investigarse. Igual que las planillas de todos los que salieron y los que no. No olvidemos tan rápido, que por esa amnesia indiferente es que estamos donde estamos…

TRAPITOS AL AIRE. Blandón ya empezó a sacar los trapitos. Dijo que mientras unos peleaban el 5 de mayo, otros peleaban el 6. Y que los que afectaron el partido fueron los que anticipadamente estaban peleándose el control del partido después de las elecciones. Ya adelantó que hay muchas más cosas que decir, y que las dirá en su momento. Seguramente hay culpas compartidas… El problema es que “en su momento” muchas veces es cuando a ellos les interesa, no cuando el país merece y necesita saberlas…

SE ACABÓ EL AMOR. Por su parte, Martinelli en su faceta como columnista de Crítica escribió, fuera de que piensa que Varela hará lo mismo que Alan García (sí, porque así de irresponsable es él y luego espera que lo tomen en serio cuando presenta recursos sobre su salud mental) que Rómulo perdió cuando a él le prohibieron correr y Rómulo ni lo visitó a la cárcel, que ni lo peleó porque pensó que no lo necesitaba, porque era un líder nato y carismático, y que en política hay que sumar. Y que por no defenderlo perdió, y que la prueba es que todos los que salieron son martinellosos. ¿Diría lo mismo si Rómulo hubiera ganado? Lo que hace un 1% de diferencia… Bien rapidito se acaba el amor cuando es falso… por cierto, ahí Martinelli termina diciendo que él prefiere no correr en 2024 y que quien sabe se desvanezca, como los buenos soldados. Ojalá.

CONFERENCIA PARA NADA. Hablando de Roux, qué bueno que denuncie irregularidades, pero no entiendo para qué hace una conferencia de prensa si no va a decir directamente si impugnará o no. Solo para hablar bonito (porque hay que decir que habló bonito) y dejar la puerta abierta? Eso tampoco ayuda a tener un ambiente de paz. O ya está en campaña otra vez?

SALUDITOS. Y los saluditos de hoy le van al fiscal electoral, que finalmente apareció ayer, en Bocas.

Y al presidente y al gerente de Tocumen. Haber inaugurado esa fase 2 del aeropuerto cuando le llueve por dentro es una gran irresponsabilidad. Y se les dijo. El apuro trae cansancio. Y la terquedad, problemas.

Te puede interesar