La sociedad no despierta | Flor Mizrachi

Panamá, 11 de marzo de 2020.

CORONAVIRUS. Y bueno, como se esperaba y ha pasado en otros países, van aumentando los casos de Coronavirus. Me salta a la vista que el primer muerto se dio antes del anuncio del primer caso. Pero elijo creer que para todos esto es nuevo y que ahí hay expertos en los que debemos confiar. El llamado va primero a la gente que desinforma, se alarma y pide el nombre de los infectados para cuidarse de ellos, como si ellos no tuvieran derecho a la privacidad. A los que están llenándose de agua, gel y papel higiénico dizque por si hay desabastecimiento, y son ellos mismos los que están provocando el desabastecimiento. A los empresarios que les están subiendo los precios a los artículos olvidando que no se trata solo de ganar siempre (como dice David Saied, es economía 101 y ley de oferta y demanda), sino de ser útil o al menos solidario. A Acodeco, que advirtió de un posible control de precios si los comerciantes especulan con artículos de higiene. ¿Si especulan? Ya están especulando. Al presidente otro llamado, ¿cómo así que usted va a seguir saludando normal a todo el mundo? A ver presidente ponga de su parte, dé el ejemplo. Y más importante aún, a los que llaman a hacer bromas o insultar a la línea caliente. ¿Y si fuera su mamá la que no puede conseguir ayuda porque la línea está congestionada? Inconscientes. Y por último, un llamado a que valoremos al personal del Gorgas. Es el único laboratorio que está confirmando los casos, el único, de renombre internacional además, y tiene crisis de presupuesto y de personal. A ellos, igual que al Minsa y al grupo asesor ad honorem, muchas gracias pero ojo. Tienen un enorme reto porque han pedido el voto de confianza de la ciudadanía. Si quieren ser la única voz autorizada, deben decirlo todo. Todo

SER POBRE SALE CARO. Hablando del coronavirus, ¿sí han realizado que la medida de prevención más recomendada es lavarse mucho las manos, y en Panamá hay gente que vive sin agua? Apenas ayer hubo una protesta por eso. O sea, el que no se puede lavar las manos porque no tiene agua, no puede protegerse de una enfermedad que está matando gente. Así de duro pero de simple. Ser pobre sale caro. Por eso hay que luchar contra la desigualdad, porque genera vulnerabilidad. Aun cuando la mayoría tengamos el privilegio de bañarnos y largo, hay quienes no tienen ni para cuidarse de infectarse de un virus mortal. Por eso hay que luchar por los que no pueden.

DESESPERANZA. Veo que ha pasado bastante desapercibida la fianza de excarcelación que les dieron a los hermanos Martinelli para no ser detenidos por Odebrecht, aún estando prófugos y teniendo pedidos de extradición alertas rojas. Eso es lo más desesperanzador que he visto en varios días, y eso que aquí hay muchas cosas que desesperanzan. Esa fianza la habían negado varias veces antes. ¿Por qué ahora sí la dan? ¿Cómo así que no hay riesgo de fuga, si están fugados? ¿Una fianza de 2 millones, además, estando mencionados con tantos, tantos más millones en el expediente? Falta la fianza de Blue Apple, porque tienen dos casos, ¿y después de esto qué creen ustedes que va a pasar con esa fianza? ¿Por qué se las negarían, a ver? Más allá, a Rosas le negaron la fianza estando en Panamá y habiendo ido a declarar. ¿A estos estando prófugos, con pedidos de extradición, sí se las dan? ¿Con qué moral pueden investigar, exponiendo su vida y la de sus familiares, las fiscales? ¿Qué mensaje les queda a los jóvenes, a los alumnos de derecho, a los periodistas serios, a la ciudadanía? Que aquí los maleantes siempre ganan. Y lo más triste es que la sociedad no despierta. No hace nada más que, si acaso, quejarse un día en las redes. Deprimente, es deprimente.

NO VAMOS PA’ LA PLAYA. El Consejo Municipal ordenó ayer en su sesión, a la que otra vez no fue el alcalde, la suspensión de la consulta de la playa. Por el coronavirus, no por lo desfachatado del proyecto, pero lo mandaron a suspender. Lo que me parece curioso es que, aún alegando motivos de salud pública, hubo 11 concejales que no se atrevieron a irse contra el alcalde. Cinco votaron en contra y seis se abstuvieron. Solo se atrevieron a votar a favor de suspender la consulta Willy Bermúdez, Zaidy Quintero, Elías Vigil, Keyra Navarro, Jaír Martinez, Ricky Domínguez y el suplente de Sebastian Abadía. El resto o son cobardes o le temen al alcalde, pero en cualquiera de los dos casos, no están legislando por los intereses de sus electores. Ojalá les pasen la factura en el 2024. Igual que a Fábrega que recién acaba de decir que va a cancelar la consulta. Y por el Coronavirus, no por lo del Consejo ni por el amparo. Y vicealcaldesa, eso no fue recomendación y no es exaltación de un concejal. Es una orden, y responde a la inquietud de los ciudadanos que ustedes llevan meses ignorando. Dejando la terquedad a un lado les iría un poquito mejor.

MOROSOS. El Ifarhu debe hacer los pagos de los becados en el extranjero de maestrías y doctorados en febrero. Estamos a 11 de marzo y nada. Ya hay varios caseros que dicen que no los pueden esperar más. Les está tocando a los familiares pedir prestado para ayudar a los pelaos. Los familiares han tocado la puerta, y la respuesta es que hay que esperar. Al final, ¿es beca o préstamo o engaño?

OPA… El diputado perredoso Julio Mendoza dijo que se oponía a que empresas corruptas siguieran contratando, y les pidió a sus colegas no seguir dándoles la oportunidad de seguirle robando a los jóvenes. Buenísimo, necesitamos más diputados que se le paren duro a los de siempre. En este caso a Benicio, que fue quien presentó ese gol que aprobaron ayer en segundo debate ya. Enfrentarse al presidente del partido, y en público, siendo joven, es buenísimo. Lo felicito, además, porque fue en el gobierno de su padrino político, el que lo ayudó en su campaña, que llegó Odebrecht a Panamá. Muy bien Julio y todos los que votaron en contra. Y aló gente, despierten. Nos metieron el señor gol y ¿nada, no va a pasar nada?

PROHIBIDO OLVIDAR. Viendo que el ministro de Seguridad le pasó al Senan y a Senafront varias áreas que estaban hasta ahora custodiadas por la Policía, que por cierto no acabo de entender si es desconfianza o militarización, me acordé de la masacre de La Joyita. ¿Todavía los presos fueron los únicos culpables de esa matanza? ¿Ningún policía? Mira tú.

Te puede interesar